Sin categoría

Siéntate a mi lado, cuéntame todo lo que veas necesario e interesante desde el segundo que naciste hasta ahora. Dime el motivo de tus últimas lágrimas o expresa ese amor que no te sale en palabras con tu mirada.

No te sientas obligado a contarme nada, prefiero que lo hagas porque sale de ti; sé que no será de un día para otro, pero aprenderemos a entendernos con el paso del tiempo. Te mostraré algunos de mis miedos cuando confíe en ti, pero no tengas prisa, me han fallado tantas veces que me duele el corazón tan solo de pensarlo.

Te contaré el porqué de algunos miedos y ahí podrás saber que te estoy entregando una parte de mí. Necesito sentir que esto es recíproco, es decir, que tengamos confianza y que nunca perdamos esas sensaciones múltiples. No solo te mostraré mi lado más oscuro, ya que considero que al completo solo me conoceré yo, pero quiero que sepas de su existencia y, aun así, te quedes para ver mi lado más bonito.

Y no, no me refiero al que todo el mundo cree ver o como posiblemente me viste al saber de mi existencia, si no el de mis cursilerías que pocos saben, de mis manías, de mi sonrisa más verdadera e incluso de mis logros. Y yo deseo conocer también esas partes de ti. No quiero que estés triste pero cuando lo estés secaré tus lágrimas y cuando tu estado de ánimo sea feliz, seguiré estando ahí para admirar tu hermosa sonrisa.

Ven, acércate más pero no te levantes. Acaricia mis mejillas sonrojadas, las cuales nunca se habían sonrojado por amor, tan solo por vergüenza o cansancio. Y eso es bonito. Mira mi boca, mis labios, mis dientes; puedo decir que estoy sonriendo por ti y a la vez puedo ver que tú lo haces por mí.

Estemos juntos hasta el final, aunque no me refiero hasta el final de nuestras vidas, no nos condenemos. Hasta el final de este amor, aunque ojalá que sean ambas. Creo que el verdadero amor es libre. Quiero que estés conmigo porque me ames y jamás por obligación. No nos forcemos a lo que no queremos, llevemos esto adonde de verdad deseamos estar.

Mi sonrisa confía en ti, bésame. No nos aislemos, somos dos almas con dos vidas en esta sociedad, disfrutemos de la vida. Confía en mí, amor. Abrázame.

Paula Santos

Si quieres que tu texto aparezca en esta sección, envíalo a buzonporescribir@gmail.com. Máximo 2 hojas, sin faltas de ortografía y que todo tenga sentido. Solo publicaré los que me gusten y cumplan en calidad. Si quieres que aparezca tu nombre, firma el texto al final, sino será anónimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario