MotivaciónPensamientos

Dicen que la vida es una sucesión de historias, de momentos, que vienen y van haciendo con nosotros lo que les viene en gana con tal de seguir el guión marcado hace ya mucho tiempo. Vivimos sin mirar al frente, con la vista en nuestros propios pies, siguiendo ciegos un camino que no tiene por qué gustarnos, que no tiene por qué hacernos felices.

Hay que entender que somos libres de decidir. Siempre. Nada ni nadie puede impedir que tomes las decisiones que te dé la gana para conseguir encontrar esa felicidad esquiva que tanto anhelas. Basta con romper la fila, dar un paso fuera del camino y levantar la cabeza buscando en el mañana algo diferente a lo ya vivido. Algo que te llene, algo que te haga sentir vivo.

A veces, nos olvidamos de que no estamos obligados a seguir en el trabajo que odiamos, la carrera que no nos gusta, con las amistades que ya no son amigos ni son nada. Nos sentimos atrapados por cadenas invisibles que, en realidad, no existen.

Eres libre de hacer con tu vida lo que te dé la gana. Agarra tu presente con ambas manos y mira al futuro con la tranquilidad de enfrentarlo, por una vez, con las ideas claras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario