Motivación

No te conozco, o eso creo. Tal vez seas una de las personas que me rodean, pero prefiero pensar que no, que aún no te he conocido y que por eso seguimos perdiendo el tiempo separados. Ya llegarás y cambiarás mi vida de la misma forma en que yo cambiaré la tuya. Hasta entonces, seguiré viviendo mi camino esperando el momento en que se cruce con el tuyo.

Siento que por fin estoy preparado para algo así. Por una vez, me siento completo. Soy feliz conmigo mismo, con mi vida y la persona en la que me he convertido. Creo que eso es fundamental para quererte como en verdad te mereces. Dos personas completas que se juntan sin ningún tipo de dependencia.

Y habrá amor, a toneladas.

Estoy deseando encontrarte para darte todo esto que llevo dentro, éstas ganas locas de ti, seas quien seas. Seremos libres entre tanta cicatriz absurda que nos dejó el pasado y construiremos puentes que salven los abismos de dudas que puedan llegar a surgir.

Tengo tantas ganas de quererte que, aunque suene absurdo, siento que a veces ya lo hago. Por eso sé que, cuando te encuentre, estaré preparado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario