Desamor

Puede que el sol que me acaricie hoy me de al fin la claridad que necesito para ver entre tanta sombra, entre tanta duda que creas a tu paso.

Puede que con la mañana de este día sea al fin capaz de despertar de tu sueño, perder en las sábanas el aroma de tu piel al pasar de largo en la calle de mi vida, esa misma que enredas entre tus dedos y que vuelves marioneta en tus manos.

Puede que hoy sea el día en que mi adiós sea sincero, en que me vea preparado para cumplirlo y deje atrás el recuerdo que amo… que amaba, pues aunque seguir queriendo quiero, tu verdad se ha vuelto demasiado real a mis ojos.

Puede que con este despertar avance hacia el siguiente capítulo de mi vida, sea un punto y aparte o, mejor aún, el comienzo de una página en blanco en la que no aparezcan ni una sola de las letras que conforman tú nombre.

Hoy me he levantado así, con ganas de olvidarme de ti.

 
 

2 comentarios

  1. ES fuerte cuando uno se levanta esperando que ese sea el día en el que pasar página, recomenzar. Y sin embargo es curioso como en el momento menos pensado, reaparece en tu mente algo que te hace recordar, que no te deja olvidar…
    ¡Felicidades por el texto!

  2. ES fuerte cuando uno se levanta esperando que ese sea el día en el que pasar página, recomenzar. Y sin embargo es curioso como en el momento menos pensado, reaparece en tu mente algo que te hace recordar, que no te deja olvidar…
    ¡Felicidades por el texto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario