elizabeth-tsung-167289

Nada ha cambiado

Te podría decir de mil maneras diferentes todo lo que siento y siempre sonaría igual porque nada ha cambiado. Pasa el tiempo y yo sigo tan enamorado de ti como lo he estado siempre, dando las gracias cada mañana por seguir en esta eterna primavera que me haces vivir.

Nada importa más allá de nuestros labios cuando al fin consigo robarte un beso, cuando me pierdo en tu abrazo y siento que el infinito me rodea todas y cada una de las dudas que me puedan asaltar cuando hablas de cambio, cuando tiemblo por dentro y tú me calmas a base de verdades de esas que solo tú y yo sabemos.

Hay millones de corazones el mundo que se han juntado gracias a las piezas rotas que han dejado los pasados sufridos y, como tú misma dices, nosotros encajamos como el puzzle imperfecto que nunca quiso llegar a completarse. Pero aquí estamos, siendo uno contra el mundo cuando la vida aprieta y juntando siempre las esperanzas en pos de un futuro incierto en el que al menos tendremos una certeza a la que agarrarnos: nosotros.

Puede que la vida nos ponga la zancadilla cada vez que se le antoja, pero te puedo prometer una cosa: no importa las veces que tropieces, las veces que la vida te tire al suelo y te haga daño. Al final, cuando levantes la mirada, me verás con la sonrisa dispuesta y mi mano buscando la tuya para volver a levantarnos, juntos, como lo hemos hecho siempre.

Sigue “Por escribir” en:Twitter-logo 2000px-Youtube_icon.svg unnamed.png  icon-spotify

*Info para comprar mi libro en el siguiente enlace: https://porescribir.com/libro-ojala-te-enamores/

**Aquí os dejo el booktrailer de mi nuevo libro, para todos aquellos que aún no lo conocéis:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=GUWY51bMMsg?version=3&rel=1&fs=1&autohide=2&showsearch=0&showinfo=1&iv_load_policy=1&wmode=transparent]
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este texto:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros textos que podrían interesarte

Ojalá la merezca
Ojalá la merezca
La emoción no se mide en besos o palabras, se mide en latidos. Y mi corazón late desenfrenado desde que la conocí. Son dos los latidos que me gritan: "es ella", por cada tres que me dicen: "esta vez, sí".
No quiero amores a medias
No quiero amores a medias
Quiéreme cuando ni yo mismo sepa cómo. Cuando los miedos estén ganando la batalla y las dudas me aprieten el alma. Abrázame hasta que olvide que están ahí. Y entonces, no me sueltes.
Cuando te enamores
Cuando te enamores
Cuando te enamores, no falles. No permitas que se pierda lo que hayáis conseguido por no saber apreciarlo, por falta de ganas, por no esforzarte. El amor es un regalo que hay que cuidar cada día. No hieras con palabras a quien te quiere, tampoco con acciones que luego no puedas reparar. Hay heridas que nunca sanan cuando las haces en el amor.