Sociedad

“No es más que un perro”, o eso dicen los que “no son más que un humano”, los que no entienden que detrás de ese animalito hay el mejor y más fiel de los amigos, el único que en verdad daría hasta su propia vida por ti.

Con él, con ese “simple” perro, es con el que he pasado alguno de los momentos más felices de mi vida, con el que he compartido lágrimas y alegrías. Eso es un perro, amigos, amor en estado tan puro que con solo acariciarlo te alegra los días más grises.

Muchos estaréis leyendo esto y pensando “que cantidad de tonterías”.

Sí, bueno, me apiado de vosotros y lamento que seáis incapaces de entender lo que estoy diciendo. Significará que no hay perro alguno en vuestra vida, que lo único que sabéis de ellos es lo que veis en la calle o las películas y, lo peor de todo, que no alcanzáis siquiera a comprender la magnitud de la palabra “amistad”.

Si no habéis vivido en carne propia la alegría de ese peludo de cuatro patas por el mero hecho de que entréis en casa, difícilmente seréis capaces de comprender todo lo que estoy diciendo.

Yo soy feliz, tengo a mi perro que, por si no había quedado claro, es mucho más que “solo un perro”. Por él me levantaré temprano cada mañana, daré eternos paseos haga el tiempo que haga y seguiré aprendiendo. Pues ese del que dices que “no es más que un perro” me enseña cada día a vivir el presente de la forma en que él lo hace, disfrutando del momento sin pensar demasiado en pasados lejanos o futuros imprecisos.

Así que a ti, que dices que “no es más que un perro”, te pido que no me vuelvas a decir eso o en verdad me tendré que plantear seriamente que tal vez tú “no seas más que un humano”.

 
 
 

3 comentarios

  1. Que bonito. Una vez más me dejas sin palabras, creo firmemente en lo que dices, porque de igual manera lo siento yo. Con tu permiso me gustaría compartirlo en mi blog, si usted me deja. Pondré el autor y lo maravilloso que es. Enhorabuena!!

  2. Que bonito. Una vez más me dejas sin palabras, creo firmemente en lo que dices, porque de igual manera lo siento yo. Con tu permiso me gustaría compartirlo en mi blog, si usted me deja. Pondré el autor y lo maravilloso que es. Enhorabuena!!

  3. Lo escucho en Instagram mil y una veces y siempre me emociona. Yo también tengo «un amigo especial de 17 años» que sólo me ha dado alegrías. No se que voy a a hacer sin él. Tendré otro amigo especial, pero nunca podrá ser el sustituto de Dolce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario