MotivaciónPensamientos

Creo firmemente que en esta vida lo más importante debería ser siempre amarnos a nosotros mismos. No solo porque así seas más feliz, sino porque es la única manera de estar completo. Ya después habrá tiempo de amar a otros, pero nunca antes de ser capaz de amar todos y cada uno de tus defectos.

Vivimos en un mundo que tiene fobia a la soledad. Buscamos en los demás ese amor y esa compañía que olvidamos podemos darnos nosotros mismos. Nadie te amará nunca de la forma en que tú mismo puedes llegar a hacerlo.

Por eso, es mucho mejor aceptarse, comprender cómo somos y precisamente por eso, amarnos tanto o más de lo que esperas que te amen otros. Solo así estarás completo de verdad y será entonces cuando puedas darle a otra persona todo el amor que se merece.

Piénsalo, ¿cómo puedes amar bien a otros si no eres capaz de amarte a ti mismo? Lucha todas tus batallas, gana de una vez por todas esa guerra que llevas dentro y mira por fin al futuro con la tranquilidad que te da ser feliz contigo mismo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario