Amor

Te quiero así, como eres, con todo lo bueno que no ves, con todo lo malo que dices tener. Te quiero y solo espero que llegues a entender que en cada una de esas cosas que tú llamas defectos, yo solo veo tu nombre y la realidad de que no puedo estar sin ninguno de ellos.

Hace tiempo que me di cuenta de que estoy perdidamente enamorado de ti. Hasta ahora nunca antes había sentido algo así. Será que tus besos crean adicción, o tal vez será que del aire que respiras nacen mis ganas de ser feliz, de sonreír bien fuerte y gritarle al mundo que tú eres para mí, que no hay dos que estén mejor juntos que nosotros.

Te quiero y por poco modesto que suene sé que tú también me quieres a mí. Es por eso que no concibo un día sin verte, sin besarte, sin estrecharte entre mis brazos. Te prometo que haré de cada uno de tus días algo maravilloso mientras me quieras a tu lado. Calmaré tus miedos y besaré tus dudas, te daré cada día un nuevo motivo para que te enamores de mí y así, con cada nuevo amanecer, te verás más y más atrapada en este amor que no sería amor si tu no fueras tan increíblemente maravillosa.

Por eso quería escribirte hoy, para decirte, una vez más, que te quiero, que no me imagino despertar una mañana sin decirte un “buenos días”, o acostarme sin ser tú lo último en que piense. No me imagino lo que sería no tenerte. Ya viví esa vida y no merece la pena, no es agradable ni brilla de la forma en que lo hace desde que tú estás en ella.

Ten siempre presente que si te quiero es porque yo te he elegido a ti de la misma forma en que tú me elegiste a mí. Si estamos juntos es porque los dos queremos, porque los dos tenemos claro que el otro merece la pena y los dos pensamos luchar con todo lo que tengamos por mantener vivo este amor. No será cosa difícil. La verdad, amarte es tan sencillo que a veces me pregunto por qué no apareciste en mi vida mucho antes, me habría ahorrado tantos disgustos…

Antes de irme, una promesa: de cada día haré algo único, de cada momento algo perfecto. Prometo seguir enamorándome de ti con cada beso y seguir enamorándote a ti con cada uno de mis actos. Ese es el amor que a mí me gusta, el que se demuestra y no deja lugar a duda alguna.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario